Vivimos en la ciudad, pero disfrutamos la vida al aire libre y el contacto con la naturaleza. Hacemos anteojos de sol, marcos para recetados y otros accesorios que nos acompañan en nuestras aventuras de todos los días. 

Los productos están íntegramente fabricados en nuestro taller de Palermo, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Utilizamos materiales diferentes y aprovechamos al máximo los recursos. Trabajamos con nuevas tecnologías y a eso le sumamos el valor de lo hecho a mano. 

Somos un emprendimiento pequeño y apostamos a seguir creciendo día a día con productos simples y confiables. 

#HechoEnArgentina

#PaloSantoAr